El hombre cigüeña es una propuesta temática sencilla: una laguna rodeada de vegetación y poblada por todo tipo de animales e insectos, donde van a jugar y a observar la vida unos niños, un buen día se ve transformada en una urbanización de lujo por efecto de las máquinas y de la especulación humana, pero… La historia nos la cuentan dos artistas callejeros, padre e hija. De la propuesta teatral de Los Titiriteros de Binéfar destaca sobre todo el gran trabajo de construcción y manipulación de objetos reciclados para dar vida a los protagonistas de su historia y su puesta en escena en la que se rompe toda barrera entre manipulador/actor y muñeco/objeto, consiguiendo una gran compenetración con el espectador y otorgando a la representación fuerza y verdad.

La propuesta fue presenciada por todos los alumnos del IES Salvador Victoria, que invitaron a sus compañeros del colegio y a los de ATADI Monreal, en total más de cien alumnos que disfrutaron de la obra y pudieron a su conclusión hablar con los actores, conocer los entresijos de la obra y, sobre todo, cómo se habían realizado los personajes de la misma  y los materiales empleados, aspecto este por el que todos preguntaron. Una mañana inolvidable y muy educativa, no solo en lo teatral, sino también en lo medioambiental. Todo un acierto.

Deja un comentario